Imagina que LA TIERRA ES UN BANCO que presta un crédito estimado en recursos naturales a cada país del mundo, pero vivimos, usamos y abusamos de nuestro planeta como si tuviésemos otro de repuesto, sobre consumimos ese crédito en vez de reponer la deuda que hemos acumulado. 

HACEN FALTA 1.7 PLANETAS Tierra para cubrir nuestras necesidades de alimentación, agua, aire limpio, energía, minerales, tierras, bosques, etc… El costo de nuestra existencia es demasiado alto y el balance de la biodiversidad se resiente. El sobregiro ecológico suma 50 años consecutivos gastando más de lo que la Tierra puede volver a regenerar. Y ahí está el gran problema. 

¿Suena aburrido, como un problema lejano, un problema que no es nuestro? Pues cada día nos afecta más, no solo en el cambio climático, sino en la calidad del aire, del agua de los mares, de los ecosistemas y su diversidad.

El 29 de julio los humanos habremos consumido todos los recursos naturales previstos para este año. Esta fecha se calcula por país, en función de los recursos que consume, y en esa lista, estamos todos: el gran Norte Global de los países de la super abundancia, y también nuestras economías en desarrollo, afectadas por esas máquinas gigantes de producir más y peor. Irónicamente los que más tienen más deben. Hay un gran número de personas poniendo en práctica soluciones pero la deuda sigue creciendo y el planeta necesita regenerarse a su tiempo, no al nuestro. 

Y el sector de la moda, del Fast Fashion, es uno de los grandes problemas. Un 20% de la contaminación de las aguas proviene del tratamiento de textiles, la mezclilla (o denim) solamente, el tejido más popular y fabricado del mundo, lidera la contaminación de las aguas. Los sembrados de algodón que producen las telas requieren grandes cantidades de pesticidas. El proceso de pigmentación consume al menos 1.3 trillones de galones de agua y la producción de unos jeans, emite tantos gases invernaderos como el recorrido de un Lada cada 70 millas. 

Básicamente hay que envenenar los suelos, contaminar las aguas y emitir gases tóxicos para que la superindustria de la moda nos mantenga contentos. 

Cuba está tan atrás que está muy por delante. Nuestra deuda ecológica todavía es moderada y es por tanto el momento de asumir responsabilidades y ser conscientes. Y es que si todo el mundo consumiera recursos como Cuba, en vez de sobregirar nuestra deuda ecológica el 29 de Julio, correríamos la fecha hasta el 25 de noviembre. Pero sabemos que esta condición no es consciente, no nace de una sociedad respetuosa con el medio ambiente, que diseñan soluciones ecológicas y ambientales en todos los sectores de actividad económica. Más bien al contrario. Y ahí sí está el problema.

La moda sostenible, o también llamada slow fashion, es intencional y consciente. Su propósito es reducir el consumo de recursos y diseñar modos de consumo que ayuden a mantener un balance con nuestro medio. Desde esta filosofía se entiende la moda como un medio para satisfacer las necesidades humanas, o como una industria del entretenimiento y el superconsumo. Apoya la economía local, defiende la jornada laboral y el salario justo, el multiculturalismo, la creatividad e inventiva de emprendimientos responsables y conscientes. Representa un estilo de vida y una experiencia personal e íntima de  la moda.

En Cuba somos muchos los que hacemos moda sustentable. El colectivo Fashion Revolution Cuba está integrado por marcas y diseñadores que son conscientes del momento único en el que estamos haciendo moda en Cuba. Un momento en el que el sector no es industria, en el que podemos decidir cómo diseñamos y cómo producimos y en el que por necesidad o por decisión propia usamos los recursos locales y nos empeñamos en hacer una moda local, reutilizando y reproponiendo tejidos y prendas, conscientes y activos durante todo el proceso de creación y producción.  

Clandestina defiende la moda sustentable, y se une a muchas otras marcas en Cuba y en el mundo, para compartir este mensaje y apostar por el rescate y la reutilización. Y celebra el día de la tierra y lo comparte con toda su comunidad para que cada uno de nosotros empecemos a buscar soluciones.

Reduce, Repara y Reutiliza, sé consciente de lo que consumes. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *